13.- Los límites de mi lenguaje son los límites de mi mundo.

Es tan difícil entender como funciona el cerebro, pero es la neurociencia quien nos dice que éste está compuesto por el hemisferio derecho y el izquierdo y que ambos están conectados, formando el solo "uno", que crea a la persona.

Partiendo que su diagnóstico fue una hemorragia subaracnoidea secundaria con disección de arteria vertebral izquierda e hidrocefalia arreabsortiva que requiere colocación de 3 DVE (Drenajes) en frontal derecho, frontal izquierdo y temporal izquierdo y colocación de una válvula ventrículo--atrial, lo llevan a un gran deterioro y afectación del hemisferio izquierdo.

Consecuencia de ello, padece fatiga si durante un tiempo se ha de concentrar en alguna actividad mental. Dificultades en el ejercicio de lectura provocando alexia (pérdida pacial o total de la capacidad de leer). Dificultad en simultaneidad de tareas. Lenguaje espontáneo alterado, con disartria y síndrome anómico. Atención selectiva y dividida alteradas. Hemianopsia (falta de visión en el campo visual derecho), discalculia que afecta la habilidad de entender y trabajar con números, como lo más importante y llamativo.

Leyendo mucho, documentándome y observando, entiendo un poco más sobre el porqué de los resultados que él tuvo. Tras varios estudios que se han realizado se empezó a denominar al hemicerebro izquierdo como cerebro inteligente y racional, donde residen gran parte de las redes neuronales que codifican el lenguaje, la lógica y la matemática. Pero también que el hemisferio izquierdo es el  denominado como el "analítico" y "masculino" dominante, explicando gran parte de las secuelas de Román.

Por otro lado, el hemisferio derecho, se ha denominado también como el cerebro "intuitivo", "artístico" y "femenino". Cerebro que realiza las funciones de integración y asociación de las redes neuronales. En especial, las que tienen relación con la parte cognitiva, emocional, auditiva, visual  y táctil. También es la  parte que se encarga de modular el  lenguaje y la entonación. Parte que Roman necesita ejercitar con más fuerza.

De esta forma he podido comprender mejor sus afectaciones y de que forma está recuperando gran parte de ellas. No por la creencia de que existe un hemisferio más o menos dominante, sino que las habilidades están ubicadas en cada uno de los hemisferios y tras un daño cerebral, el hemisferio menos afectado intenta recuperar o compensar el daño ocasionado en la otra parte.

Existen muchos mitos sobre el cerebro, y la gran parte de ellos falsos, como que normalmente usamos un 10% del cerebro, o como que la inteligencia depende de factores genéticos y no son modificables en el tiempo, y por el contrario algunos que sí son ciertos, como que para la mayoría de las tareas cognitivas se requiere la comunicación entre los dos hemisferios cerebrales, y que el aprendizaje se produce a través de cambios en las conexiones neuronales, o que la producción de nuevas conexiones en el cerebro puede continuar durante el envejecimiento.

Por todo ello, no podemos tirar la toalla ante un tan gran accidente cerebral, puesto que está todo por decir y hacer. En cuanto a capacidad de mejorar se refiere, hay esperanzas en la recuperación con esfuerzo y tenacidad, la "resiliencia" es la base de unos buenos avances. Hay que adaptarse a la nueva situación y recurrir a tus capacidades y habilidades almacenadas.

Es cierto que un cerebro acostumbrado a aprender una o más lenguas, aprender música o leer todo tipo de materias, pueden producir un cambio en las conexiones de neuronas de areas y redes específicas del cerebro, ya que se sabe que todo aquello que significa aprender y memorizar  algo es cambiar el cableado cerebral.

De esta forma, entendemos como los años previos al accidente cerebral, Román tuvo una fuerte actividad cerebral basada en este aprendizaje y seguramente creando nuevas conexiones cerebrales que le están ayudando a su recuperación. Su cambio de trabajo, que le requerían nuevas habilidades, el uso de los idiomas de forma continua y no ocasional, sus estudios de Master, su tiempo musical dedicado al Saxo y como no, sus habilidades paternales, contribuyeron a que su cerebro trabajase en mayor medida.

Esto no justificaría que el éxito en su recuperación sea absoluto, sino que dispone de una buena "reserva cognitiva" para poder hacer frente en mejor forma a una restauración del daño ocasionado. Ya que lo más importante para conseguir avanzar es la fuerza, ánimo, constancia, ilusión, seguimiento y apoyo que se tiene en el proceso de nuevo aprendizaje y construcción de esas nuevas conexiones neuronales.

Es un camino fácil? para nada.... de hecho es lo más difícil que puede existir, ya que no es un trabajo mecánico como puede ser en edades tempranas, sino que se trata de un trabajo en el que influyen mucho las emociones, y no olvidemos que estas están también alteradas por el daño cerebral.

Así que debemos empezar primero por fortalecer la parte emocional para poder conseguir avances en la parte más intelectual. Y este periodo cuanto dura? Siempre..... es un trabajo constante.... no finaliza nunca!! Se trata de estar apoyando, fortaleciendo la autoestima, alentar las ilusiones, ser constante en la rutina, en fin, es un trabajo que requiere de fuerza y tiempo.

Y sobretodo tener presentes las habilidades de la persona que puedan ayudarle en ambos campos el emocional y el intelectual, como ha sido el caso de Román a través de la música. El hecho de aprender por primera vez un nuevo instrumento como el piano, le está ayudando a ejercitar ambos hemisferios con finalidades distintas que mejoran una parte de sus secuelas, como el lenguaje, planificación y memoria, además de influir positivamente en la autoestima e ilusión por alcanzar los objetivos.

Sin dejar de lado, que el cerebro sin la comunicación con el resto de órganos no funciona adecuadamente, hecho que hace que debamos mantener una buena salud y equilibrio con el resto del cuerpo. En este punto, Román tiene nuevamente un obstáculo ya que su lucha por mantener un buen estado de salud le requiere de mucho gasto de energía para sobrellevar las enfermedades que lleva consigo a cuestas.

Mi más sincera admiración por Román, por todo el esfuerzo heroico que debe afrontar cada día, no tan solo para avanzar, recuperar, mejorar e incluso aprender de nuevo, sino también para encima de todo poder disfrutar, sonreir, comunicar o sentir.



Nuestra vida se ha convertido en un acto de fe, en la lucha por alcanzar un nuevo reto y no conformarse con lo que supuestamente es la verdad. No hay mitos que nos detengan, ni verdades absolutas que nos lo impidan, y como dijo Karl Raimund Popper, "El concepto de verdad absoluta es un acto de fe, lejos de la razón, solo sirve para aquellos que quieren un saber seguro, son los seres humanos que se han quedado anclados en la infancia".


Comentarios

Entradas populares de este blog

23.- Hoy hace 5 años

12.- La historia nunca termina, the story never ends...

22.- Siento que me duela

21.- De nuevo a la carga

11.- En cada giro que nos da la vida no dejo de sorprenderme

20.- Llámame romántica

14.- Cómo ha cambiado nuestra relación.

17.- Sueños al atardecer...

19.- Poli bueno, poli malo, dos caras en una sola moneda

16.- Cuesta imaginar algo diferente...